sábado, 29 de noviembre de 2008

El azúcar, la insulina, la testosterona y la alopecia



He leído aquí un artículo muy interesante sobre cómo la alimentación puede descompensar las hormonas y causar alopecia. Para las que no os manejéis muy bien en inglés, paso a traducir lo más importante:

En mi opinión, la alimentación puede tener efecto en al caída del cabello, aunque por otra parte no creo que la alopecia androgenética pueda pararse simplemente cambiando la dieta, pero es una gran ayuda. Para mi caso particular, he tratado de llevar una dieta estricta por largos periodos de tiempo para ayudar en mi caída capilar, pero realmente nunca ha parecido ayudarme mucho -esta chica tiene alopecia areata/universal- pero porque mi problema es diferente a los hormonales.

Siempre he tratado de llevar una dieta equilibrada, porque una buena nutrición favorece la salud corporal y mental, que siempre ayuda a superar factores estresanets, como la caída de cabello. Además, creo que la comida es medicinal. Los efectos de una nutrición incorrecta en el cuerpo son muy dañinos: alergias, cansancio, náuseas... algo ocurre en el cuerpo en función al tipo de alimento que se ingiera. Y esto también varía de una persona a otra.

Existe una consexión entre la insulina y el nivel de testosterona, que está bien documantada, y que muchas chicas con desórdenes alimenticios como anorexia o bulimia sufren caída de cabello. Otro de los efectos de la malnutrición es la piel seca y las uñas quebradizas. Otro de los efectos que suceden es la aparición de vellosidades llamadas lanugo, que crecen por todo elcuerpo. Esto es debido a un mecanismo de defensa que ayuda a que la persona regule su calor corporal cuando no posee grasa.

La caída por falta de nutrientes suele parar una vez que la persona se alimente bien, pero en muchas ocasiones se vuelvea crónica e irreversible.

Spencer Kobren, en su libro "La verdad sobre la alopecia femenina", explica la relación existente entre insulina y testosterona:

Una descompensación en los niveles de azúcar no es una causa primaria en la caída del cabllo, pero es un factor determinante porque influye en los desajustes hormonales, que son los que provocan alopecia. El delicado balance de hormonas en el hombre y la mujer es el responsable de la caída del cabello se encuentra en la glándula tiroides. Pero otra hormona que juega un papel importante es la insulina. El páncreas genera insulina que estabiliza el nivel de azúcar en sangre. ¿Qué tiene que ver esto con el pelo?

Hay un vínculo muy importante entre el cuerpo y el nivel de insulina, y este vínculo es la testosterona. ¿Cómo influye entonces la insulina en este proceso hormonal? Gracias a la eicosanoids (que por lo que he investigado, es una especie de plasma hormonal que transporta leucocitos, prostaglandinas -hormonas sexuales- y plaquetas, no sé qué nombre científico le corresponde en castellano). A este plasma, el Dr. Barry Sears , el de la dieta de la zona, lo llama "pegamento molecular", que mantiene las células del cuerpo humano unidas, y que controla y regula las funciones. Cada sistema, incluido el metabolismo de grasa, requiere ese plasma para funcionar, y este plasma contiene prostaglandinas -con testosterona-, las cuáles lo controlan.

Según el Dr. SEars, controlándolo, se puede interceder en muchos procesos corporlaes, y controlando los niveles de insulina, también se puede regular la testosterona. Este científico ha creado una dieta especial para regular precisamente la insulina y la testosterona. Controlando estos niveles, se controlaría por tanto la caída capilar.

La comida afecta a las hormonas rapidamente, en apenas unos minutos o en algunas semanas. Los científicos que han analizado a personas que basan su alimentación en grasas animales, se han dado cuenta de que tienen más testosterona en sangre de lo normal. Sin embargo, una dieta baja en grasas también incrementa los niveles de testosterona en sangre. Por otra parte, los hombres con obesidad mórbida desarrollan más estrógenos de lo normal y les crece el pecho. Esto implica que una dieta desequilibrada, desequilibra también el sistema hormonal del cuerpo, tanto en el hombre -crecen los pechos- como en el de la mujer -androgenización-.

Los estudios, dice el Dr. Sears, revelan que una dieta vegetariana reduce los niveles de testosterona en el torrente sanguíneo, pero si es hipocalórica y baja en grasas, los altera y suben otra vez. Esto produce alopecia, hirsutismo etc...

El doctor recomienda una dieta baja en grasas de origen animal y muy equilibrada respecto a no abusar de azúcares. La dieta de la zona es muy similar. Esto ayudará a prevenir la alopecia y a notar cierta mejoría. Según Seras, está claro que la hormona DHT, que surge de la testosterona, es la mayor responsable de la calvicie, e intervenir para reducirla en sangre ayuda mucho, sobre todo si se utilizan yerbas medicinales y productos de parafarmacia/ homeopatía, además de una dieta especial.

Mi experiencia: hace seis años que dejé de comer animales terrestres, y casi tres que dejé de comer pescado. Lo hice por motivos éticos, no porque creyera que iba a ayudarme con la alopecia, de hecho hace seis años apenas acababa de descubrir los clareos.

Parece ser que según este doctor, lo estoy haciendo "bien", y a excepción de unos análisis en los que mi nivel de testosterona excedía 0.1 en sangre, siempre he tenido los estrógenos más altos de lo normal. Aquí tenéis una dieta de "La zona", por la que se ha hecho famoso este médico.

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin